Doctor Glas

Allá por el mes de enero se nos ocurrió que sería una buena idea leer una historia de amor para febrero, por aquello de San Valentín. No es que seamos un grupo de fans del día de los enamorados, pero cualquier excusa es bienvenida para buscar nuevas propuestas y abrir fronteras literarias. Así nos llegó, algo más tarde, la sugerencia de leer la “historia de amor” del doctor Glas.
Si a En Grand Central Station me senté y lloré, que es el libro que finalmente leímos en febrero, se le pueden poner pegas como historia de amor, de esta tampoco podemos decir que sea un clásico del romanticismo ni la novela rosa. De hecho creo que el amor es casi el único de los grandes temas que no aborda. En tan sólo doscientas páginas consigue plantear todos los dilemas éticos y morales que nos preocupan desde siempre y lo hace desde posiciones avanzadas y casi actuales, a pesar de estar escrito en 1905.
El doctor Glas es un modelo de perfección social: es culto, médico competente y ciudadano ejemplar que cumple con las leyes y las normas sociales. Responde a todo lo que se espera de un hombre de su posición. Eso es lo que todo el mundo ve, pero Glas es mucho más que todo eso, aunque sólo lo saben él y su diario. Por la noche, cuando todas las tareas del día se han terminado, llega el tiempo de reflexionar y conversar consigo mismo. A través de las anotaciones y comentarios que escribe en ese diario se cuestiona, y nos cuestiona, sobre la vida, la ley y la moral. Especialmente interesante es la reflexión sobre la moral: individual, colectiva y la doble moral, tan denostada y tan útil, sin embargo. O sobre la idea de verdad de la que dice que con ella “ocurre como el sol: su valía para nosotros depende de que nos encontremos a la distancia conveniente”.


CONCLUSIONES DE LA TERTULIA

Lo que más nos ha gustado
– Descubrir que es un libro con un profundo doble fondo
– La forma clara y actual de sus planteamientos morales
– La capacidad para mover a la reflexión y el debate
– La certeza de que es un libro que no se agota en una lectura

Lo que menos nos ha gustado
– La frialdad o la distancia que toma en algunas de sus creencias

 

Autor: Hjalmar Söderberg

Año de publicación: 1905

Editorial: Alfabia 2011

Nº pags:  203

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Club de Lectura, Reseñas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s