El viento de las horas

Un año más con septiembre llega la vuelta al cole, las colecciones a los quioscos y las tertulias del club de lectura Cafetín El Desván. El otoño: el viento empieza a ser fresco, el sol va perdiendo esa capacidad de brillar y cegarnos, empieza a apetecer recogerse y tomar algo caliente y compartir charla. Bonito, ¿no? Lástima que el cambio climático haya decidido eliminar esta estación del calendario y de esta preciosa estampa sólo podamos disfrutar de las ganas de compartir charla.
Y con estas nos encontramos, de nuevo, para tertuliar entorno a El viento de las horas de la mejicana (Puebla, 1949) Ángeles Mastretta. En 1971 se traslada a Méjico y comienza a estudiar periodismo, aunque no parece bastarle con contar la realidad y, como descubrió su maestro de literatura, inventaba las entrevistas y crónicas que él pedía en su clase. Llegar a la literatura era solo cuestión de tiempo y en 1985 publicó su primera novela Arráncame la vida que recibió el Premio Mazatlán y tuvo un inesperado éxito. De esa época universitaria es también su compromiso político y social, especialmente con el feminismo, que se manifiesta en toda y su obra.
En El viento de las horas Mastretta nos habla de la infancia, de la vida, de su memoria, en definitiva. Pero de una memoria feliz porque, como ella misma dice “recuerdo más la felicidad y sobretodo me gusta mucho más escribirla, en lo que yo escribo hay un tamiz que es como melancólico y viene como inherente, como que ya lo traía yo puesto, eso sirve para matizar las emociones alegres sin volverlas cursis, hay en medio de esta alegría una suerte de nostalgia permanente y eso hace que yo no me regodeé en exceso”.
Sin prisa, disfrutando del tiempo, de ese tiempo que, dice, le gusta perder y que deja ir entre conversaciones, dichas y quebrantos, como si le sobrara. Porque ahora ya no le aprietan las horas y puede recordar y contarnos, para contarse, todo lo que puebla la vida, las cosas cotidianas que al final son las que la construyen.
Es un libro que reivindica la vida, la felicidad y la importancia de ser conscientes de ellas. Es un libro que emociona, con esa mezcla de alegría melancólica. Emociona, pero no siempre. Porque, a veces, no hay más que lo cuenta. La anécdota solo es anécdota y solo a ella (y familia, amistades) alcanza.

CONCLUSIONES DE LA TERTULIA

Lo que más ha gustado
– Relato vivencial que pone el acento en esas pequeñas-grandes cosas, que son las que importan.
– Capacidad para trasladar la emoción y la invitación a la vida.
– Ese castellano mejicano plagado de modismos y palabras que nos son ajenas y cercanas, a la vez.
– La importancia que tiene en la construcción de la identidad las historias que nos cuentan en la infancia.
Lo que menos ha gustado
– La irregularidad entre los diferentes hechos que relata. Algunos llenos de emoción y literatura y otros mucho más simples e intrascendentes.
– Incluso, ha resultado aburrido (en primera y segunda lectura) o no se ha terminado.

Autora: Ángeles Mastretta

Año de publicación: 2016

Editorial: Seix Barral

Nº Págs.:259

 

Guardar

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Reseñas

2 Respuestas a “El viento de las horas

  1. Lady Aliena

    Espero que lo hayas disfrutado, a pesar de esos peros. Un beso.

    Me gusta

  2. Pingback: Club de Lectura cafetín El Desván. 2016 | ¿qué estás leyendo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s