Archivo de la categoría: Primeros Principios

#primerosprincipios: una suerte pequeña

La barrera estaba baja. Frenó. Detrás de otros dos autos. La campana de alerta interrumpía el silencio de la tarde. Una luz roja titilaba sobre la señal ferroviaria. Barrera baja, alerta y luz roja anunciaban que un tren llegaría. Sin embargo, el tren no llegaba. Dos, cinco, ocho minutos y ningún tren aparecía. El primer auto esquivó la barrera y pasó. El siguiente avanzó y tomo su lugar.

Claudia Piñeiro

Edt. Alfaguara

ISBN: 978-84204-0364-9

235 páginas

1 comentario

Archivado bajo General, Primeros Principios

#primerosprincipios: una madre

Mamá había dicho que ella misma compraría las flores, pero con tanto ajetreo se le ha olvidado pasar esta tarde por la floristería y nos hemos quedado sin. Ahora cuenta uvas a mi lado. Las arranca delicadamente del racimo mientras escucha la radio que suena a tres bandas en el pequeño apartamento: en el transistor que está en la encimera de la cocina, en el que se ha dejado encendido en su habitación y, por último, en el que tiene instalado en el cuarto de baño y que raras veces apaga. Sentados a la mesa del comedor, ella cuenta uvas y yo doblo servilletas rojas con estampados navideños mientras en el horno se enfría la crema de espárragos y un asado de algo que supuestamente debería ser pavo pero que parece otra cosa.

Alejandro Palomas

Edt. Siruela

ISBN: 978-84-16120-43-7

Págs. 242

Guardar

Deja un comentario

Archivado bajo Primeros Principios

#primerosprincipios: También esto pasará

5703696342_b166453baf_zPor alguna extraña razón, nunca pensé que llegaría a los cuarenta años. A los veinte me imaginaba con treinta, viviendo con el amor de mi vida y con unos cuantos hijos. Y con sesenta, haciendo tartas de manzana para mis nietos, yo, que no sé hacer ni un nuevo frito, pero aprendería. Y con ochenta, como una vieja ruinosa, bebiendo whisky con mis amigas. Pero nunca me imaginé con cuarenta años, ni siquiera con cincuenta. Y sin embargo aquí estoy. En el funeral de mi madre y, encima, con cuarenta años.

 

Busquets, Milena

Edt. Anagrama

ISBN:978-84339-9788-3

Págs. 172

 

 

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Deja un comentario

Archivado bajo Primeros Principios

#primerosprincipios: El caso de la mano perdida

Sierra-Morena-casa-rural-Sierra-de-Huelva-turismo

Aquella mañana de octubre de 1952, tras cuatro días de servicio, los guardias civiles Ambrosio del Val y Ortega Brito regresaron con un asombroso hallazgo a su cuartel de Santa Honorata, situado entre la segunda y la tercera falla al norte de Sierra Morena.
De los dos, fue Ambrosio quien se encargó de comunicárselo al comandante de puesto, el sargento Carmelo Domínguez:
—Hemos encontrado una mano, señor.
Carmelo los miró sin llegar a dar crédito a lo que decían. Los ojos del sargento eran los más extraños con los que uno se podía topar. El iris izquierdo poseía una pigmentación azul mientras que el derecho era completamente negro. Lo mismo que las pupilas, que distaban de ser iguales una de la otra.
—¿Una mano? ¿Han encontrado una mano? ¿Cómo es eso?
Ambrosio del Val pidió permiso al suboficial y procedió a abrir su cartera con movimientos lentos y pausados. Era el más joven de los tres allí reunidos. Hacía un tiempo que se había dejado crecer un bigotito fino y estrecho, como trazado con tiralíneas, inmediatamente por encima del labio superior. Le daba cierto aire a Clark Gable, solo que, a diferencia de este, las orejas de Ambrosio permanecían pegadas al resto de su cabeza.

Roye, Fernando

Edit. Sinerrata Editores

ISBN:978-84-15521-13-6 (EPUB)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

3 comentarios

Archivado bajo Primeros Principios

#primerosprincipios: Un millón de gotas

lluviaDespués de la lluvia el paisaje tomaba un trazo grueso y los colores del bosque se volvían más contundentes. El limpiaparabrisas seguía batiendo de derecha a izquierda con menos desesperación que al salir de Barcelona, una hora antes. Por delante quedaban las montañas que ahora, mientras anochecía, no eran más que un volumen oscuro a lo lejos. El joven conducía con precaución, pendiente de la carretera que se estrechaba curva tras curva a medida que ganaba altura; los mojones de cemento que delimitaban la trazada no parecían una protección muy sólida contra el enorme barranco que se abría a su derecha.

Del Árbol, Víctor
Edt. Destino
ISBN: 9788423348138
Págs. 668

 OLYMPUS DIGITAL CAMERA

1 comentario

Archivado bajo Primeros Principios