#primerosprincipios: una suerte pequeña

La barrera estaba baja. Frenó. Detrás de otros dos autos. La campana de alerta interrumpía el silencio de la tarde. Una luz roja titilaba sobre la señal ferroviaria. Barrera baja, alerta y luz roja anunciaban que un tren llegaría. Sin embargo, el tren no llegaba. Dos, cinco, ocho minutos y ningún tren aparecía. El primer... Leer más →

#primerosprincipios: una madre

Mamá había dicho que ella misma compraría las flores, pero con tanto ajetreo se le ha olvidado pasar esta tarde por la floristería y nos hemos quedado sin. Ahora cuenta uvas a mi lado. Las arranca delicadamente del racimo mientras escucha la radio que suena a tres bandas en el pequeño apartamento: en el transistor... Leer más →

#primerosprincipios: También esto pasará

Por alguna extraña razón, nunca pensé que llegaría a los cuarenta años. A los veinte me imaginaba con treinta, viviendo con el amor de mi vida y con unos cuantos hijos. Y con sesenta, haciendo tartas de manzana para mis nietos, yo, que no sé hacer ni un nuevo frito, pero aprendería. Y con ochenta,... Leer más →

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: