Archivo de la etiqueta: Black Benjamin.

mayo: resumen de lecturas

Acabé abril con la compañía de viejos amigos, los comisarios Guido Brunetti y Kostas Jaritos, con el propósito dejar la investigación criminal y dedicarme a otros menesteres literarios. Pero ya se sabe que Dios propone y el Diablo dispone (o algo así) y mayo ha resultado mucho más investigador de lo que yo pensaba.


EL PESO DEL CORAZÓN, Rosa Montero.
Nuevo caso de Bruna Husky, una detective replicante que a las dificultades clásicas de la profesión añade una compleja red de emociones que le traen por la calle de la amargura. Ella, como el resto de tecnohumanos, tiene una memoria implantada, pero la suya es mucho más compleja y le obliga a manejar unos sentimientos que nunca sabe muy bien si son ficticios o reales. La pérdida, el peso de la memoria en la construcción de la identidad, el amor y la enfermedad vuelven a enredarse con el crimen, que no parece que vaya a desaparecer en el futuro. Una visión pesimista de la que sólo parece que nos podrá redimir “la intimidad más plena y vaporosa, la capacidad de tocarnos los unos a los otros a través de esa invisible, maravillosa nada”.

 MUERTE EN VERANO, Benjamin Black
Última, creo, entrega de la serie. Entretenido sin más. Quirke, el forense protagonista, es un personaje clásico, con cierto encanto pero que no termina de conectar conmigo. No sé muy bien qué es, pero le falta algo. Quizá influya mis dificultades para ubicar el tiempo de la narración.

LA FORMACIÓN DE UNA MARQUESA, Frances Hodgson Burnett
“Se ha ahorrado una enorme decepción por ser niña. Sabe desde el momento de nacer que nadie le ha privado de la posibilidad de ser marqués de Walderhurst”. En un mundo que limitaba, de hecho y de derecho, la ambición femenina nacer mujer desde luego ahorraba decepciones, aunque no preocupaciones. ¿Qué les esperaba a las mujeres de cierta posición que no podían heredar, no encontraban marido y no podía trabajar? Desde luego poco más que la pobreza. Contado con despreocupación, porque no lo contrario no es elegante, descubrimos el funcionamiento de una sociedad clasista y basada en las apariencias y la etiqueta, que me indigna tanto como me atrae.

LA GOLONDRINA NEGRA, Sissel-Jo-Gazan

Segundo caso de Søren Marhauge en el de nuevo se enfrenta a una investigación en la que se mezclan el crimen, la ciencia y los secretos de familia. Elementos que ya aparecían en Las alas del dinosaurio, publicada en 2011, que fue premiada como “Mejor Novela Danesa de la Década (2000-2010). Gazan es doctora en biología lo que le permite apoyar, de forma sólida, una trama policial clásica en un ambiente tan alejado de la intriga policial como la Universidad y la investigación científica, recurriendo en esta ocasión a un hecho real, la experiencia de una doctora danesa a partir de una investigación sobre las campañas de vacunación en África.
Gazan construye un relato sólido que engancha desde el principio, no sólo por la intriga en torno a la muerte del profesor Storm sino también por el desarrollo de la historia de los personajes protagonistas.
Por supuesto, se pueden leer ambas novelas de forma independiente, pero yo os recomendaría empezar con Las alas del dinosaurio.

UNA SUERTE PEQUEÑA, Claudia Piñeiro
Mary Lohan tuvo suerte cuando la señora con el bebé pasó de largo y no ocupó el asiento libre que había a su lado en el avión que le llevaba de vuelta a Buenos Aires veinte años después. Fue una suerte pequeña, no una gran suerte, de esas de las que le hablaba su madre, pero una suerte al fin y al cabo. Yo también la tuve el día que me crucé con la Betibú de Claudia Piñeiro, un thriller que aprovechaba el relato para dar unas cuantas lecciones de periodismo. En Una suerte pequeña, encontramos también una intriga, esta vez de un misterio del pasado pero la novela es mucho más, aunque eso os lo contaré en un comentario un poco más amplio. Por el momento quedaos con la recomendación.

4 comentarios

Archivado bajo Resumen del mes

#primerosprincipios: En busca de April

Era el tiempo más crudo del invierno, y April Latimer parecía haber desaparecido.
Por espacio de varios días, la niebla de febrero se había asentado y no daba el menor indicio de que fuese a levantar. En el silencio embozado la ciudad parecía presa del desconcierto, como un hombre al que de pronto le fallara la vista. Los transeúntes, como inválidos, avanzaban a tientas en medio de una oscuridad permanente, pegándose a las fachadas de las casas y a las barandillas y deteniéndose con incertidumbre en las esquinas, para pisar con cautela las aceras en busca del bordillo.

Black, Benjamin
Editorial Anagrama
Traducción Miguel Martínez-Lage
ISBN: 9788420406886
Páginas 344.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

2 comentarios

Archivado bajo Primeros Principios

En busca de April/Los infinitos

La concesión del premio Príncipe de Asturias de Las Letras a Jonh Banville nos proporcionó el autor de septiembre y también una forma diferente de lectura. Puesto que Jonh Banville es también Benjamin Black ¿por qué no leer a los “dos” autores? El juego era simple: elegir entre leer Los infinitos, de Banville, o En busca de April, de Black y experimentar una forma diferente de tertulia. El resultado: una tertulia interesante enriquecida por quienes habían leído ambos libros.
En Banville encontramos el retrato de sentimientos y emociones, las dudas del ser humano frente a situaciones íntimas que llevan al lector a reflejarse en ella. Cuando esto pesa mucho aparece Black, que viene a ser como tomarse unas vacaciones. No le gustan los veranos así que Black puede entretenerse escribiendo novela negra que le permite un juego mucho más ágil y rápido con el lenguaje.
Según el autor Banville representa el arte y Black la artesanía. Desde luego él puede pensar lo que quiera, aunque yo personalmente no estoy de acuerdo con descabalgar al género negro de la categoría de arte. Creo que es una estimación simplista.


Los infinitos transcurre a lo largo de un día en un punto indeterminado de Irlanda. Adam Godley está en coma y se espera su próxima muerte. Alrededor de él se reúnen su familia, dos trabajadores de la casa y Benny, un personaje misterioso, que nadie sabe muy bien qué hace allí. En este mundo humano se infiltran los dioses olímpicos creando una indeterminación entre ambos mundos.

Conclusiones de la tertulia:

Lo mejor:
– Los temas que aborda, frecuentes en la obra del autor: la inmortalidad, Dios.
– El juego que establece con el lector llevándole hacia donde quiere y no dónde el lector quiere llegar.
– Presentación de los personajes sin juicios, aceptando a cada uno como es.
Lo peor:
– Propuesta interesante que falla en la forma de llevarla a cabo, dejando una sensación de algo inacabado.
– La convivencia de los dos mundos genera confusión en algunos momentos y en ocasiones resulta difícil identificar al narrador.

Haz click en la imagen para leer el principio

En busca de April comienza cuando Phoebe Griffin empieza a preocuparse por no tener noticias de su amiga April Latimer. La niebla que se cierne sobre el Dublín de los 50’ parece habérsela tragado. Con la ayuda de Quirke comienza su búsqueda.

Conclusiones de la tertulia:

 Lo mejor:
– Descripción de personajes y, especialmente, el tratamiento de los personajes femeninos retratados con gran profundidad, sin juicios, y con una destacable sensibilidad de género que le permite resaltar la desigualdad y discriminación como parte de la realidad y la trama y no como un sermón postizo.
– Construida más sobre el trasfondo de los personajes que sobre la resolución de la misteriosa desaparición de April
Lo peor:
– El estereotipado personaje del investigador un solitario médico forense con problemas con el alcohol.
– Una voz crítica a quien la novela no le ha gustado en absoluto y le ha resultado difícil terminarla
.

2 comentarios

Archivado bajo Reseñas