Archivo de la etiqueta: Brontë Anne.

Todo ese fuego

Ángeles Caso, escritora e historiadora, pone de nuevo el foco en la vida de las mujeres, en aquellas “más ocultas, más silenciadas, que han vivido en peores condiciones” porque fueron, y somos, “en muchas cosas personajes secundarios ”. Con este libro trata de mostrar todo ese fuego que ardía en destartalada y fría casa parroquial de Haworth mientras tres mujeres, Charlotte, Emily y Anne Brontë, escribían historias que llegarían convertirse en clásicos de la literatura universal: Jane Eyre, Cumbres Borrascosas y Agnes Grey.


“Nosotras, pobres mujeres, obligadas a escribir a escondidas, a publicar bajo seudónimos, a ocultar todo este fuego dentro de nosotras, disimulando como si fuéramos ladrones el anhelo y la furia”.


Todo ese fuego no es una biografía de las Brontë, aunque se narren hechos de sus vidas y sus luchas, es más bien, o intenta serlo, una respetuosa invasión de su intimidad. Es como mirar, sin que nos vean, por una ventana de la sala donde cada la noche, terminadas las tareas domésticas, se sentaban a escribir. Juntas, compartiendo el tiempo y el espacio, para arroparse, para darse fuerzas para continuar, para que el miedo al rechazo no les detuviera ni les impidiera expresar todo lo que llevaban dentro.

Caso quiere que veamos que participemos del tesón y la pasión de tres mujeres que no permitieron que una vida difícil les impidiera hacer lo que querían: escribir. La tragedia parecía haberse asentado en su casa primero murió la madre, siendo ellas unas niñas, y luego sus dos hermanas mayores a causa de la tuberculosis contraída en el internado. Pero lo que de verdad marcó sus vidas y limitó sus aspiraciones fue una sociedad que relegaba a las mujeres y no les dejaba más salida que el matrimonio. Charlotte, Emily y Anne sin dinero y a escondidas del padre, del hermano (que terminó ahogando sus aspiraciones artísticas en alcohol) y del resto del mundo, al tener que publicar con seudónimo, consiguieron terminar sus obras y no someterse a las normas.

Ellas lo consiguieron gracias a todo ese fuego, sin embargo Ángeles Caso no lo ha conseguido: le ha faltado el fuego y la pasión que debieron tener las Brontë. Y es una verdadera lástima, porque en toda la obra se percibe su gusto, su devoción incluso, por las tres escritoras pero no consigue emocionarnos. Ni siquiera a mí, que ya venía rendida a las cuatro.

CONCLUSIONES DE LA TERTULIA

Lo que más nos ha gustado
– Capacidad divulgativa de la obra.
– Descripción de ambientes y paisajes.

Lo que menos nos ha gustado
– La falta de fuerza del relato
– Las digresiones personales de la autora, con referencias a la actualidad que quedan fuera de tono

Todo ese fuego ha cerrado otro año de lecturas y tardes de domingo compartidas. Como es lógico, unas lecturas han gustado más que otras pero todas nos han proporcionado buenas tertulias. Porque al final esto es lo que de verdad nos gusta: vernos y escucharnos, porque lo que cada una/o cuenta nos interesa, porque eso es lo que nos alimenta y hace interesante la lectura y el encuentro. Así que con la alegría con la que nos despedimos en nuestra última tertulia vamos a empezar el 2016

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Reseñas

Enero-Febrero: resumen de lecturas

FotorCreated

Normalmente febrero es un buen mes. Un mes corto que parece alejarnos con agilidad del invierno y acercarnos suavemente a la primavera. Sin embargo este año ha sido largo, muy largo, y se ha ido complicando según avanzaba. Empecé con una gripe demoledora, que me dejó para el arrastre las primeras dos semanas y lo he acabado con una ampliación de horario de trabajo que me ha dejado casi sin tiempo para mantener cierta regularidad en las publicaciones. Vaya por delante, que de esto último no me quejo: estoy contenta, después de algún tiempo de dificultades laborales. Así que habrá que ir poniéndose al día poco a poco porque ha habido lecturas interesantes en estos dos meses.

La que más Un millón de gotas de Víctor del Árbol de la que podéis leer la reseña. Una estupenda novela de intriga y mucho más que recomiendo con fervor. El resto de lecturas ha seguido entre asesinatos, forenses, policías y guardia civil. Vamos, que he tenido otro ataque negro de esos que me asaltan con cierta frecuencia.


En El leopardo y Port Mortuary me encontré con Harry Hole y Kay Scarpetta viejos conocidos que en los que siempre se puede confiar. Nesbø hace bajar a Hole, y a mí detrás, un escalón hacia el infierno que le invade por dentro y le rodea por fuera. El último de Scarpetta es un episodio más, en el sentido más televisivo del término. No nos aporta nada que no hayamos leído en los anteriores, diecisiete creo, pero es una vieja amiga siempre es agradable pasar un rato con ella.

Arnaldur Indridason y Fernando Roye, me presentaron dos nuevos amigos que ya tengo en la lista de contactos literarios. En Las marismas encontramos a Erlendur Sveinsson, inspector de homicidios de Reikiavik. Una trama interesante y un personaje típico, policía divorciado y solitario que mantiene una difícil relación con su hija y con su hijo, que funcionan.

Más interesante me ha resultado el personaje creado por Roye en El caso de la mano perdida: Carmelo Domínguez. Un sargento de la Guardia Civil destinado en un cuartel de Sierra Morena en la década de los 50. Es un tipo interesante y peculiar, que bien podría ser el padre del sargento Bevilacqua, inteligente, irónico y con mucha “pachorra” cualidades que le van a permitir capear el temporal que marca la dictadura y sus imposiciones para hacer al final lo que le parece y ponerse a la autoridad por montera. Pero no es sólo una novela policiaca porque el contexto histórico en el que se desarrolla le da otra dimensión, casi de novela de costumbres y nos muestra la realidad de una época desde la cotidianeidad. (Leer principio)

portadas2Fuera de las lecturas de género destaco La inquilina de Wildefell Hall en la estupenda edición de Alba. Es paradójico empezar el año echando la mirada atrás para comprobar lo poco que hemos avanzado y de que forma la violencia de género ha estado presente en la vida de las mujeres desde siempre. Genial la capacidad de Anne Brontë para describir el dolor, la angustia y la culpa de la protagonista.
Le tenía muchas ganas a Como aprendí a leer, pero no sé muy bien si por las circunstancias (gripe, falta de tiempo…) no encontré lo que buscaba. Nos cuenta en realidad una historia de desarraigo la que padecen su madre y su padre de sus países y la suya propia mucho más compleja porque deriva de la de ellos y se añade la suya propia cuando la desarraigan de una infancia en el territorio de las niñas. Sin embargo, esta historia, mucho más interesante que su relación con el aprendizaje a hablar a leer a utilizar una lengua u otra, sólo se apunta. Metafísica de los tubos fue el libro seleccionado por el Club de Lectura para leer en febrero y del que espero poder escribir pronto la reseña. Por el momento puedo deciros que no tampoco me ha apasionado. Valoro algunas de las ideas pero no termino de pillarle la gracia al conjunto.


La librería ambulante es un magnífico lugar de descanso, esos lugares donde solo hay que dejarse llevar por las palabras y leer con una sonrisa.
Ahora vamos a por marzo que promete ser interesante.

2 comentarios

Archivado bajo Resumen del mes