Archivo de la etiqueta: Cercas Javier.

Soldados de Salamina

Soldados de salaminaSoldados de Salamina es un libro de difícil clasificación, a caballo entre la crónica periodística, la novela histórica y  el diario. Y es precisamente  en esta mezcla estilística, en su capacidad para mantener el equilibrio entre todos los géneros donde radica el éxito de la tercera de novela del periodista y escritor Javier Cercas.

Soldados de Salamina  nace, como tantas cosas en la vida, por casualidad, cuando  creía ya que “había abandonado apenas iniciada” la carrera de escritor. Durante una entrevista a Sánchez Ferlosio éste le cuenta la historia del fusilamiento de Rafael Sánchez Mazas, su padre. La anécdota es relativamente conocida: en enero de 1939 la guerra civil está a punto de concluir y las tropas republicanas se retiran a la frontera francesa. En medio de este caos un grupo de presos franquistas es sacado de la prisión  del Santuario del Collell y fusilado. Entre ellos se encuentra Sánchez Mazas, fundador e ideólogo de Falange, que no solo consigue huir y esconderse en el bosque, sino que cuando finalmente es encontrado y encañonado por un miliciano, éste le perdona la vida. Más tarde, como si le correspondiera a él toda la suerte del mundo, aún consigue la protección de un grupo de campesinos que le permite vivir emboscado hasta el final de la contienda y la llegada del ejército franquista. Esta novelesca aventura, es la que atrapa a Cercas hasta convertirse “con el tiempo en una de esas obsesiones que constituyen el combustible indispensable de la escritura”

Pero no nos dejemos engañar, Soldados de Salamina es mucho más que un relato real sobre Sánchez Mazas, por mucho que nos lo repita el  narrador a lo largo de la obra. Muy al contrario, desde las primera páginas queda claro que, en realidad, a Cercas, Sánchez Mazas le importa bastante poco. Pronto se convierte en la excusa para hablar de lo que de verdad le importa: del oficio de escribir y del proceso creativo. A ello dedica, nada menos, que dos de las tres partes que constituyen la obra. En ellas, casi como un  diario o unas memorias, nos habla del miedo y las dudas del escritor, de cómo se gesta una obra literaria, de cómo la propia historia impone su lógica y lo que inicialmente parecía el tema principal acaba siendo postergado por nuevos elementos mucho más atrayentes. Es ciertamente novelesco salvar la vida en tu fusilamiento, pero lo es mucho más la enigmática mirada del miliciano que te la perdona. Ya le había avisado Conchi: ¡mira que ponerse a escribir sobre un facha, con la cantidad de buenísimos escritores rojos que debe haber por ahí!

Así lo que empezó siendo un relato real acaba siendo el diario de un escritor y una reflexión sobre la memoria histórica.

Deja un comentario

Archivado bajo General, Reseñas