Archivo de la etiqueta: Roncagliolo Santiago.

Agosto: resumen de lecturas

Recién aterrizada intento retomar la actividad poco a poco. No es fácil. Aún tengo la cabeza en la ribera del Loira y sigo vagando entre castillos y abadías. Septiembre siempre es así, transitamos entre la nostalgia de las vacaciones y la incertidumbre del nuevo curso.
Últimamente he vagueado bastante con las reseñas pero, aunque la época sea apropiada para ello, no voy a proponerme ser más aplicada. ¿Para qué? Ya sé que no lo voy a cumplir y es mejor es evitarse ocasiones de frustración. Así que seguiré con los resúmenes mensuales. Aquí va el de agosto que ha sido, como veréis, placentero y fructífero.

 LA PENA MÁXIMA, Santiago Roncagliolo
Nos encontramos de nuevo con uno de los investigadores más inverosímiles de la novela policíaca: Félix Chacaltana de Saldívar, fiscal distrital adjunto, un hombre que nunca ha hecho nada que no estuviese claramente estipulado en los reglamentos de su institución A Chacaltana les gusta su trabajo que le permite “organizar la vida en acciones, autores y consecuencias” sin embargo en Lima “reinaba el caos más absoluto y él se sentía fuera de lugar” Es 1978: Perú intenta salir de la dictadura celebrando sus primeras elecciones democráticas a la vez que el país es sede los mundiales de futbol y el pobre fiscal se ve envuelto en una investigación criminal. Con un lenguaje ágil y gran sentido del humor Roncagliolo construye un trhiller entretenido en el que Chacaltana se cuestionan más cosas que la resolución del crimen.

UNA VIDA SIN TI, Jean Rhys
La obra reúne cuatro novelas: Viaje a la oscuridad, Cuarteto, Después de dejar a Mr. McKenzie y Buenos días, medianoche protagonizadas por cuatro mujeres distintas pero que en realidad son la misma y que acaban todas en la propia autora. Mujeres que arrastran sus vidas y su soledad por Londres y París, que no son sino otros amantes incapaces de acogerlas y ofrecerlas un rincón cálido.

Leer reseña

ROSEANNA, Maj Sjöwall y Per Wahlöö
Publicada en 1965 es hoy un auténtico clásico de la novela negra que fija las bases de toda la literatura negra posterior. Según Henning Mankell “cualquiera que haya escrito sobre crímenes como reflejo de una realidad social ha sido inspirado, una manera u otra, por ellos. Rompieron con las tendencias preexistente en la novela policíaca.” Y continúa: “la historia sigue siendo actual. Está llena de vida, mantiene la tensión y su desarrollo narrativo está hábilmente planteado.” Nada que añadir. Altamente recomendable.

SENTIDO Y SENSIBILIDAD, Jane Austen
Otra vuelta a los clásicos para descansar el espíritu después de la profunda tristeza de Jean Rhys y los truculentos asesinatos en La pena máxima y Roseanna. Jane Austen te reconcilia con el mundo y te devuelve la sonrisa. Aunque en esta ocasión no llegue a los niveles alcanzados en Orgullo y prejuicio se disfruta de su frescura y su sentido del humor y yo le tengo especial cariño a Elinor.

EL MATRIMONIO DE LA SEÑORITA BUNCLE Y LAS DOS SEÑORAS ABBOT, Stevenson D.E.
Continuación de las peripecias de la “nada imaginativa” señorita Buncle, ahora convertida en Sra. Abbot, que ha tenido que salir del pueblo después de la publicación de su libro anterior. Divertidos y entrañables como el primero, aunque algo menos frescos.


EL GRAN FRÍO, Rosa Ribas y Sabine Hofmann
Esperada segunda entrega de la serie protagonizada por la periodista Ana Martí que ha superado las expectativas creadas por el éxito de la primera. En esta ocasión se enfrenta a algo mucho más oscuro y terrible de lo que pensaba la protagonista, que ahora, como reportera de El Caso, es enviada a un pueblo del Maestrazgo a cubrir la noticia relativa a una niña con los estigmas de Cristo. Con ella vamos entrando en una historia turbia que nos va hundiendo en lo más oscuro de la condición humana, donde el fanatismo religioso se mezcla con el miedo  y la culpa de una España que vive en la miseria.
Mención aparte merece el personaje de Beatriz, la prima lingüista, que vuelve aparecer como su (perdón por la palabrota) coach literaria y defensora de los clásicos.

8 comentarios

Archivado bajo Resumen del mes

Óscar y las mujeres

oscar-y-las-mujeres-9788420413594Óscar y las mujeres es una novela ágil y divertida. De esas que te enganchan desde el principio y se dejan leer del tirón. Podría incluso parecer lectura ligera o un simple entretenimiento, pero sólo si nos quedamos en la anécdota o en ese caudal de personajes increíbles encabezados por Óscar Colifatto, un guionista de telenovelas hipocondríaco, maniático y anti social, una especie de Sheldon Cooper de The Big Bang Theory vestido de negro, al que se suman un productor sin muchos escrúpulos, una vecina explosiva, varias prostitutas, un galán de gimnasio, una actriz recauchutada, un perro y hasta un hijo. Sin embargo lejos de esa aparente superficialidad, Óscar y las mujeres nos remite a las grandes comedias de Billy Wilder donde la comicidad de los personajes, lo divertido de las situaciones y la agilidad de los diálogos no ocultan la crítica social subyacente.

Roncagliolo plantea, a través de la risa, una reflexión sobre la influencia determinante de la televisión en nuestras vidas. Cada vez más la realidad es lo que vemos en la pantalla y no lo que pasa fuera de ella. Por eso ya no es válido aquello de que “el arte imita a la vida” que decía Aristóteles, ni la reformulación de Wilde que afirma que “la vida imita al arte”. Ahora ya sólo podemos estar de acuerdo con Woody Allen cuando dice que “la vida imita a la televisión barata”. Cada día vemos como la gente a nuestro alrededor se comporta como si estuviera en un reality (incorporación al habla cotidiana) o en una telenovela o en un debate de esos en los que nadie escucha y todos gritan, en un vano intento de que el volumen oculte su ignorancia.

Por otro lado, en un segundo nivel la obra de Roncagliolo contiene una reflexión de la masculinidad. Todas sus novelas narran situaciones muy diferentes pero todas ellas podemos encontrar un nexo de unión en sus protagonistas algo maniáticos y sarcásticos, que habitan una especie de realidad paralela con sus propios códigos que no parecen ser muy útiles en el mundo de los demás. Óscar, o el Max de Tan cerca de la vida, son hombres que necesitan de un elemento externo que les facilite la interrelación con otros, pueden ser las telenovelas o una camera muda. Son hombres que no terminan de sentirse cómodos con su papel de hombres, que muestran una especie de discapacidad en su mundo afectivo en contraposición con los personajes femeninos mucho más fuertes y con las ideas más claras. En palabras del autor “Óscar tiene que volver a aprender a ser un hombre en múltiples sentidos. Y sólo las mujeres pueden enseñarle cómo”

1 comentario

Archivado bajo General, Reseñas